Hongos Mal olor

Olor en el aire acondicionado

Si su unidad de aire acondicionado despide mal olor, lo más probable es que se deba a la existencia de bacterias y hongos en el intercambiador de calor y la bandeja de condensación (agua). La bandeja del agua se vuelve caliente y húmeda cuando la unidad de aire acondicionado no está enfriando. Los hongos pueden reproducirse con rapidez si se deja que se acumule la suciedad.

Aunque el olor es a menudo muy desagradable, no es el único problema. Puesto que la unidad hace circular el aire en la habitación, puede transportar bacterias y hongos ocasionando problemas de salud.

En casos extremos, los hongos y las sustancias viscosas de la bandeja del agua pueden llegar a atascar el desagüe de condensación, lo que hará que la unidad gotee agua sucia y maloliente que puede llegar a dañar los muebles y los equipos eléctricos.

Las pastillas de tratamiento AC-OK® son una forma rápida y sencilla de mantener su bandeja de condensación libre de olores y hongos durante un mes por pastilla utilizada.

No-enfría2 ¡Límpiela!

Pérdida de capacidad refrigerante del aire acondicionado

La suciedad puede actuar como una manta que impide que su aire acondicionado enfríe el aire. Esto significa que la unidad tiene que trabajar más duro, por lo que su funcionamiento le costará más caro y no logrará enfriar satisfactoriamente su casa u oficina.

Para evitar este problema, asegúrese de limpiar su intercambiador de calor, las aletas y tubos que la unidad utiliza para intercambiar el aire caliente por aire frío (en el interior) y aire frío por aire caliente (en el exterior). El limpiador de serpentín AC-OK® se ha diseñado para facilitar esta labor.

Su unidad de aire acondicionado dispone de una serie de filtros para evitar que la suciedad llegue al serpentín. Si permite que se atasquen, el filtro sucio hará que la unidad sea menos eficiente y lo que conseguirá en realidad será añadir suciedad al aire, ¡así que no se olvide de limpiarlos con regularidad!